Lumbalgia

Flecha abajo

Publicado el 10 julio, 2019


Tienes que saber que actualmente las lumbalgias se consideran un problema de salud pública que representa la octava causa de consulta en el primer nivel de atención. Se trata de un dolor en la zona baja de la espalda, desde las últimas costillas hasta la región sacra, pudiendo extenderse hasta la zona de los glúteos o incluso las piernas. 

La lumbalgia es una de las patologías más frecuentes en la actualidad, donde entre el 60 y 70% de los adultos presentarán este tipo de patología al menos una vez en su vida. Y es que el estilo de vida que llevamos no nos ayuda (poco ejercicio, malas posturas, muchas horas sentados…).

Pero, ¿sabes que el origen de las lumbalgias puede ser variado? No todas son iguales  y de ahí la importancia de que un profesional sanitario categorice cuál es tu caso. Alguna de las más importantes son: 

  • Origen muscular: por presencia de puntos gatillo miofasciales en la musculatura se puede generar dolor lumbar. 
  • Origen ligamentoso: suele aparecer por posturas mantenidas o al final de los movimientos. 
  • Origen articular: generado por una hiperpresión en las articulaciones lumbares  llamadas facetas. 
  • Origen discal: producido por la estimulación de las fibras nerviosas del disco. 
  • Origen visceral: este dolor no se relaciona con el movimiento y sigue un ritmo relacionado con la función de las vísceras.

La Fisioterapia juega un papel muy importante en el tratamiento de esta patología y ALTHEA Fisioterapia avanzada pone a tu disposición una serie de técnicas para tratar este tipo de dolencias:

  • Tecarterapia: Se trata de una de las técnicas más potentes y eficaces para el tratamiento de la lumbalgia tanto en la fase aguda como crónica, generando un alivio rápido del dolor y de la inflamación. Si quieres saber más sobre esta novedosa  técnica te invitamos a leer nuestro blog o a ponerte en contacto con nosotros.
  • Terapia manual ortopédica: Se trata de una serie de técnicas terapéuticas que el fisioterapeuta realizará con sus propias manos tratando así el origen del problema.
  • Tens: Técnica que a través de la electricidad proporciona una reducción de la sensación dolorosa de ciertas patologías entre las que se destaca las patologías lumbares.  
  • Infrarrojos: Aplicación de calor externo que produce un efecto de relajación muscular y alivio del dolor y en muchos casos se consigue bloquear parte de la señal que el nervio transmite.
  • Ejercicios de fortalecimiento y control motor: El ejercicio es una modalidad terapéutica de gran importancia y muy utilizada en pacientes con dolor lumbar, tanto para tratamiento como para la prevención de la misma. 

En nuestro próximo blog te daremos una serie de consejos para aliviar las lumbalgias.