Punción seca

Flecha abajo

Publicado el 24 octubre, 2019


La punción seca es una técnica invasiva fisioterapéutica utilizada principalmente para tratar los famosos puntos gatillo miofasciales. El uso de la punción seca combinada con otras técnicas de Fisioterapia como la terapia manual, representa una de las más eficaces para el tratamiento de dolores musculoesqueléticos. Debido a esto ,se trata de una técnica muy utilizada en casos de cervicalgias, contracturas musculares, lesiones deportivas musculares, dolores de cabeza y cráneo, bruxismo...

Para realizar esta técnica, el fisioterapeuta hace uso de las agujas que se utilizan en la acupuntura, sin embargo no se debe confundir ambas técnicas.

Pese a ser levemente dolorosa, el objetivo de la punción seca es el de “desactivar”  los síntomas que el músculo está generando tanto en esa zona como a distancia (dolor referido). 

El profesional sanitario introduce la aguja en la zona afecta del músculo -punto gatillo causante del dolor del paciente- lo cual genera una reacción (respuesta de espasmo local) que hace que ese punto doloroso por acto reflejo se relaje y desbloquee, generando así una disminución de forma inmediata de entre un 20 y un 25% del dolor.

Después de realizarse la punción, en un periodo de entre 24 y 48h el tratamiento sigue haciendo efecto, es normal que exista un dolor post-punción, síntoma muy frecuente generado por la respuesta inflamatoria local producida por la aguja en el organismo. 

Tanto la reacción en el momento de la punción como la inflamación localizada que se ha generado,  produce que el sistema nervioso central realice un proceso de regeneración del músculo tratado, llevando un aumento de nutrientes a la zona y produciéndose una relajación del músculo en su totalidad, desapareciendo así los síntomas del dolor local e irradiado. Por esta razón es muy importante que durante el tratamiento el paciente no haga uso de antiinflamatorios y de esta forma permita que el efecto se realice al 100%.  

Sin embargo, pese a ser una técnica muy efectiva y no tener efectos secundarios negativos,  existe una serie de contraindicaciones absolutas o relativas a tener en cuenta: miedo a las agujas, problemas de coagulación sanguínea, alergia a los metales (especialmente al níquel), embarazo, zona con herida, afecciones en la piel…

En ALTHEA Fisioterapia avanzada, estamos preparados en esta técnica y podemos rápidamente aliviar el dolor. No dudes en contactar con nuestros profesionales para, por fin, poder VIVIR SIN DOLOR.