La importancia del sueño

Flecha abajo

Publicado el 17 septiembre, 2019


Debido al ritmo de vida que lleva nuestra sociedad, no es raro que gran cantidad de personas tengan importantes trastornos en el sueño. Aunque a veces no se le da la importancia que se requiere, el sueño, además de ser un gran placer, genera gran cantidad de efectos positivos en el organismo, especialmente en los procesos dolorosos. Se sabe que si no se duerme ni se descansa lo suficiente, la salud se ve resentida. Seguro que muchos de nosotros lo ha notado después de una noche de insomnio. 

La realidad es que una buena fase de descanso es tan importante como lo es llevar una buena alimentación. Dormir mal afecta tanto a nivel físico (cansancio, disminución de la atención, concentración, irritabilidad...) como a nivel psicológico (depresión, ansiedad...), favoreciendo el desarrollo de nuevas enfermedades y retrasando la recuperación de las existentes. 

Pero, realmente, ¿qué requiere tener calidad en el sueño? Según el doctor Hernando Pérez Díaz (coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos de la Vigilia y Sueño de la Sociedad Española de Neurología):  “Hay tres aspectos básicos para determinar si una persona tiene una buena calidad de sueño: la duración, la continuidad y la profundidad. Es decir, si el tiempo dedicado a dormir no es suficiente para sentirnos descansados al día siguiente, si hay interrupciones en nuestros ciclos de sueño, o nuestro sueño no es lo suficiente profundo para considerarlo restaurador, es que no tenemos una buena calidad de sueño...”. 

Así, desde la Sociedad Española de Neurología hacen ver que las condiciones ambientales que rodean a la persona a la hora de dormir (temperatura de la estancia, ruido, luz) es muy importante a la hora de tener una buena calidad de sueño, además de otros condicionantes, como la comodidad de la cama, la ingesta de ciertos alimentos o bebidas o el uso de dispositivos electrónicos antes de dormir.

Para que consigas un sueño reparador, ALTHEA Fisioterapia avanzada quiere darte una serie de consejos que puede ayudarte a ello:

  • Mantén un horario regular.
  • No tomes siestas largas.
  • Evita quedarte en la cama más tiempo del necesario (incluyendo fines de semana).
  • Evita las sustancias estimulantes así como cenas copiosas.
  • No utilices dispositivos electrónicos antes de acostarte.
  • Realiza ejercicios relajantes y date un baño de agua caliente antes de meterte en la cama.
  • Realiza ejercicio físico regularmente que te ayudará al descanso gracias a la secreción de sustancias que generan bienestar físico y psicológico y así mejorará tu descanso.
  • Haz uso de un buen colchón y una buena almohada. 

Desde aquí te recomendamos seguir estos consejos y tener dulces sueños.

https://www.mundiario.com/articulo/sociedad/significa-tener-buena-calidad-sueno/20160318211845056429.html