Importancia del ejercicio físico para la recuperación

Flecha abajo

Publicado el 06 noviembre, 2019


Actualmente el modelo de tratamiento de la Fisioterapia ha cambiado considerablemente con respecto a otros tiempos,  donde el tratamiento era totalmente pasivo para el paciente (masaje, calor, corrientes, vendajes…). El paciente asistía al tratamiento con la misma idea de cuando se “lleva el coche al taller”. Sin embargo, el cuerpo humano es un poco más complicado y no podemos hacer uso de “repuestos”.  Por eso, con el paso de los años se ha demostrado que utilizando únicamente este modelo de salud desfasado, el tratamiento se queda corto y no es realmente efectivo.

Por este motivo se ha añadido al tratamiento del fisioterapeuta una parte activa, adaptada siempre  a cada individuo y patología, que debe realizar el paciente para obtener mejores resultados. Esta participación activa mejora tanto el proceso de recuperación como el de prevención

Sin embargo, esto no es fácil de entender, ya que durante mucho tiempo el reposo era muy recetado por profesionales. Ahora mismo el fisioterapeuta tiene una función muy importante, que es hacer ver a la población que se debe tener más miedo del reposo que del movimiento, buscando como objetivo introducir el ejercicio tanto en el proceso de recuperación como en la vida de los pacientes.

De esta forma, el tratamiento activo genera ventajas muy evidentes, donde el paciente aprende a realizar los ejercicios con el profesional y luego los hace en casa observando mejores resultados a corto, medio y largo plazo

Un ejemplo de esto se vería  reflejado fácilmente en un tratamiento de dolor de espalda típico, donde el problema está producido por un sobreesfuerzo de trabajo, mala condición física, gestos incorrectos, mala alineación corporal… En este caso, es necesario un tratamiento pasivo con el fisioterapeuta, pero es necesario corregir la causa y prevenirla para evitar que vuelva a aparecer. 
ALTHEA Fisioterapia avanzada apuesta por el ejercicio terapéutico como una herramienta de trabajo indispensable para una buena recuperación del paciente, adaptándose a las necesidades de cada uno y haciéndoles llegar de forma cómoda los ejercicios recomendados para cada paciente.