¿Dolor de cuello?

Flecha abajo

Publicado el 29 marzo, 2019


¿Alguna vez has padecido este dolor? En rangos muy generales, has tenido lo que los médicos llaman cervicalgia. Debes saber que se trata de uno de los problemas más comunes en la sociedad, afectando en mayor medida a mujeres de mediana edad.

Según datos obtenidos en los últimos años, se calcula que hasta un 70% de la población ha padecido cervicalgia al menos una vez en la vida y el 45% de la población lo ha sufrido en los últimos 6 meses. Pero estos datos no van en descenso: incluso se ha observado que la incidencia en España va en aumento, relacionándolo directamente con hábitos posturales, prácticas laborales, accidentes de tráfico y envejecimiento de la población.

Ya que este tipo de patología va in crescendo, ALTHEA Fisioterapia avanzada centra una parte de su trabajo en disminuir estos datos en la isla de Tenerife, siendo especialistas en el tratamiento de problemas cervicales y de espalda.

Debido a esto, queremos compartir los distintos tipos de alteraciones comunes relacionadas con las cervicalgias, que quizás no conozcas y puedan ayudarte:

  • Cervicalgia y dolor de cabeza: La mayoría de pacientes con dolor de cuello, padecen dolores de cabeza que incluso pasan desapercibidos como problemas ajenos y que nunca llegan a solucionar. Este trastorno recibe científicamente varios nombres (neuralgia occipital, cefalea cervical, síndrome simpático cervical posterior…) pero coloquialmente se suele llamar migraña cervical.
  • Cervicalgia y problemas témporo-mandibulares: Aunque se trata de una de las articulaciones menos conocidas, la articulación temporomandibular (ATM)  es una de las más complejas y utilizadas del cuerpo, siendo imprescindible para masticar, hablar, tragar, bostezar… Pese a que la mayoría de la sociedad lo desconoce, más del 30% padecen de ella. Y debes saber que está directamente relacionada con la columna cervical y la cabeza.
  • Cervicalgia y vértigos o mareos: Existe relación entre los mareos y el vértigo y el dolor cervical ya que las contracturas musculares cervicales pueden comprimir arterias importantes que pasan por el cuello disminuyendo el flujo de sangre que debe llegar a la cabeza y generando estos síntomas.
  • Cervicalgia y radiculopatía de miembro superior: Lo mismo que pasa a nivel sanguíneo, puede pasar a nivel nervioso y pueden producirse sensación de hormigueo, adormecimiento, debilidad del brazo...
  • Cervicalgia y dolor de hombro: La columna cervical está asociada a múltiples lesiones de hombro, codo y mano, ya que la salida de las raíces nerviosas que inervan los miembros superiores se encuentran en el cuello. Por esta razón el tratamiento de miembro superior va en conjunto con la columna cervical y visceversa.

Es importante tener en cuenta que todas estas afecciones nombradas anteriormente están directamente relacionadas con las cervicales y es fundamental solucionar los problemas que afecten al cuello para que se solucionen.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros si te sientes identificado con algunas de estas patologías. Estaremos encantados de ayudarte.